Atresmedia

Pablo Alborán le cogió el gusto a los bloqueos en esta tercera noche de Audiciones a Ciegas de La Voz

Comenzada la tercera noche de las Audiciones a Ciegas, la lucha por conseguir las mejores voces continuaba entre los coaches, Malú, Alejandro Sanz, Luis Fonsi y Pablo Alborán, quienes siguen dispuestos a todo para tener a los mejores en su equipo. Con los participantes preparados, solo había que disfrutar de una noche llena de emociones y grandes actuaciones, como se hace habitual cada viernes con La Voz.

Equipo Fonsi

Luis Fonsi fue el primero en sumar un integrante a su equipo, llevándose la gran voz del cubano Carlos Ángel Valdés quien interpretó Jelaous. El primero en darle al pulsador fue Pablo, dejando bloqueada a Malú; le siguieron Luis y finalmente Alejandro, obteniendo de esta manera un pleno, al menos en intenciones.

Con su barítono cautivó a todos los coaches por su capacidad creativa, lenguaje musical y esa flexibilidad con la que logró atravesar el corazón de los expertos. Su sensibilidad también quedó demostrada y quiso dedicarles la actuación a toda su familia en Cuba y a su suegra quien cambió su operación de corazón para estar con él apoyándolo. A petición del público, concursante y artista terminaron cantando juntos.

Fuente: YouTube

El madrileño Daniel Gómez, de Madrid consiguió que, aparte de Fonsi, Sanz y Alborán giraran sus sillas al escuchar su interpretación de Fly Me To The Moon. Todos quedaron de acuerdo que el estilo clásico de Sinatra siempre hace falta y no podía faltar una voz como la de él con tanta elegancia.

Fuente: YouTube

La tercera y última voz que se sumó a estas filas vino proveniente de Albacete. Ángel Valera con Barón Rojo y su sonido potente y rocanrolero logró que el artista puertorriqueño fuera el único en girarse, mientras que a Sanz lo hizo viajar en el tiempo llenándolo de recuerdos cuando escuchaba rock en español.

Fuente: YouTube

Equipo Malú

Aunque nerviosa, la cordobesa Laura Gómez cantando Peces De Ciudad pudo trasmitir la energía especial que tiene su voz, capaz de traspasar sentimientos. A parte de pasar a la siguiente fase, se llevó la enhorabuena por interpretar tan bien la versión de Sabina.

Fuente: YouTube

Makiko Kitago, de Japón con varios años ya en Madrid, sorprendió a todos con su extraordinario lírico, al interpretar Un Bel Di Vedremo. Los nervios se mantuvieron hasta el final cuando en el último segundo Malú se giró teniendo claro que no podía dejar escapar ese vozarrón, asumiendo desde ya un gran reto para trabajarlo en equipo.

Fuente: YouTube

Equipo Alborán

La malagueña Irene Nández ofreció una versión muy personal de La Llorona llena de matices, llamando por completo la atención de todos los coaches. Bloqueando a Alejandro, Pablo fue el primero en no dudar y darle al pulsador, seguido de Fonsi y Malú. La conexión, al ser de la misma tierra, hizo lo suyo y la frase que le dedicó Pablo puso la guinda: “tienes un carácter que no tiene que ser domado”.

Fuente: YouTube

Equipo Sanz

Alice Reay, nacida en Inglaterra y con casi toda su vida viviendo en Málaga, se presentó con la canción Piece Of My Heart. La rareza cautivante de esta chica enamoró a Luis, Malú y a Alejandro, trasmitiéndoles una emoción pura, pisando tierra, más allá de los focos y las luces. Un corazón con una voz auténtica, versátil, rota y sin límites.

Fuente: YouTube

Servando Gallego no defraudó a su hijo, quien es fanático del tema Capitán Tapón, y escogió a Alejandro después de haber cantado En El Lago y hacer voltear también a Pablo. Los coaches coincidieron en que supo perfectamente flotar sobre este arreglo, navegando y jugando entre sus melodías siendo él mismo.

Fuente: YouTube

De Barcelona y con mucha fuerza llegó Ian García,  con el tema I Don´t Wanna Miss A Thing, al verse dentro del programa gracias al giro que se dio Alejandro, no aguantó la emoción y se echó a llorar, Malú no se resistió y salió a abrazarlo. Ian le expresó su gran agradecimiento al maestro y le hizo saber que no se veía con él por el respeto que le tiene, a lo que Alejandro le respondió que estaría encantado de hacerlo cumplir la ilusión que tiene porque claro quedó que es su pasión.

Fuente: YouTube

¡Repesca!

Todos los que hacen posible La Voz nos regalaron una vez más una noche repleta de emociones y muchísima sensibilidad. La química que existe entre Malú, Alejandro Sanz, Luis Fonsi y Pablo Alborán traspasa la pantalla y ese se agradece porque le suma al formato ese poder atractivo por siempre querer ver más.

Entre los cuatro coaches se pusieron de acuerdo, con solo mirarse, para darle una segunda oportunidad a Amanda Liñan, quien interpretó Remolino. Los artistas se sintieron culpables al no haberse girado, no sintiéndose ubicados entre la copla, el flamenco y el pop.

Al pedirle que se cantara otra canción sin la presión anterior, no dudaron y decidieron hacer uso del poder que les otorga el programa de poder repescar una voz. Por lo que la malagueña podrá nuevamente intentar cautivar a los coaches. Esperemos que a la tercera vaya la vencida ya que en 2017 se presentó y tampoco nadie se giró.

Fuente: YouTube

Voces No Elegidas

Lamentablemente no todos los concursantes corren con la suerte de entrar y seguir, pero eso no significa que no tengan el talento suficiente para continuar intentándolo. A Sara Askarzadeh, con arpa en mano interpretando La Puerta Violeta, le faltó un puntito de emoción.

A Isabel España con Torre De Arena le jugo en contra el tiempo queriendo demostrar todo su potencial en tan solo minuto y medio; pero los artistas admitieron el gran desconocimiento que existe en la copla.

Y Nereida Peña con Natural Woman fue precisa demostrando su convicción, teniendo unos graves increíbles pero unos agudos que crearon dudas.

En esta ocasión, la crítica se basaría en que el formato quizás no tiene dentro del equipo a profesionales que dominen los distintos géneros musicales. ¿Se replantarían ofrecer una edición o un programa especial donde estos sonidos sean evaluados por expertos en la materia?  

Esta tercera noche terminó así: Alejandro Sanz y Luis Fonsi suman tres nuevas voces a sus equipos, obteniendo hasta el momento nueve y ocho talentos respectivamente. Malú suma dos voces para un total de seis concursantes y Pablo Alborán, después de cogerle gusto a los bloqueos, se hace con una voz y suma seis artistas en su equipo.

Fuente: Twitter – @LaVozAntena3

¡Hasta la próxima semana, con más música, canciones, voces y mucho talento!

Te puede interesar: LA VOZ · El pixel de Lockout

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba